Un Programa como POPS Necesita ser Ampliado para Satisfacer las Necesidades de los Estudiantes con Padres Encarcelados.

Compartiendo las experiencias de mi hija como un estudiante con padres encarcelados y los servicios que le ofrecieron en su escuela, me llevaron a buscar programas de apoyo para estudiantes como ella. Sabemos que las experiencias traumáticas como las que mi hija paso tienen efectos sobre las experiencias de aprendizaje de los estudiantes y su bienestar emocional en el salon. Esta población es su séptima a sufrir un complejo traumatismo, depresión, problemas sociales y el aumento de la pobreza. Los familiares de los encarcelados son las víctimas silenciosas de nuestro sistema de justicia criminal.

¿Cuántos estudiantes están como Celeste, mi hija? Están nuestros distritos escolares consciente de esta población? ¿Las escuelas tan siquiera saben? En nuestro distrito escolar, LAUSD, ¿son conscientes?, ¿qué sistemas de apoyo y recursos hay para los estudiantes como Celeste?

El Centro para el Progreso Americano datos publicados muestran que casi la mitad de todos los niños en Estados Unidos tienen un padre con antecedentes penales, un estimado de 33 a 36.5 millones de niños en Estados Unidos solamente. Estos datos sólo específica a los padres de los niños. La recolección de datos no  incluye a los hermanos, tíos, tíos, ninas, ninos, primos y el resto de la familia.

Después de una búsqueda básica de programas de apoyo que aborden las necesidades de mi hija, encontré a  Proyecto Avary. Según su sitio web, “Proyecto Avary es un programa de todo el año, que está diseñado para satisfacer las necesidades emocionales únicas de los niños de los presos. Intervenimos temprano en la vida de los niños en las edades de 8 a 11, y hacemos un compromiso a largo plazo de 10 años para cada niño y familia. “Sí,  has leído bien, DIEZ AÑOS DE COMPROMISO con cada familia. El alcance de estos servicios incluyen un campamento de verano residencial, programa de asesoramiento para adolescentes y un programa de la unidad familiar.

El programa de verano Proyecto Avary incluye actividades como natación, música, las artes y artesanías, etc, junto con los círculos de  fogata y pláticas terapéuticas, actividades de expresión artística sobre la vergüenza, el estigma y la pena de tener un padre en la cárcel. Todos los jóvenes reciben entrenamiento  en la reducción del estrés, control del coraje y la resolución de conflictos a través del yoga, la meditación y la comunicación sin violencia.

¿He mencionado que el Programa de Project Avery es gratis? “Esto es perfecto”, pensé. Hasta que me fije hacia abajo y vi que estaban ubicados en San Rafael. Pues que pinche bien.

Ahora programas en las escuelas del LAUSD encontré uno, POPS  (Dolor del Sistema Penitenciario), su misión es mejorar la vida de los estudiantes que han sido afectadas por el dolor del sistema de la prisión con los seres queridos encarcelados y los que han sido encarcelados. POPS establece y sostiene clubes de secundaria que ofrecen comunidad a los estudiantes y apoyo emocional, y con oportunidades para publicar los escritos y obras de arte que crean a través del club.

POPS tuvo su inicio en la escuela Venice High en 2013 y es el primer club de la escuela secundaria de LAUSD que se centra en las necesidades de los estudiantes que se ven afectados por nuestra crisis de encarcelamiento masivo. Están decididos a transformar el miedo a la verdad. El club está empezando a expandirse a las escuelas públicas de todo el estado y la nación. Actualmente, el club opera en siete escuelas de California, con una más lanzamiento este otoño.

El LAUSD es el segundo distrito escolar más grande de la nación con un cuerpo estudiantil de más de 640.000 y Los Ángeles es el hogar de los más grandes y  más problemático sistema de cárceles en los EE.UU.,con una población diaria de aproximadamente  22.000 . Es obvio ver que nuestros estudiantes son afectados por los efectos del encarcelamiento. Sobre la base de los números del Centro para el Progreso, se podría estimar que 320.000 estudiantes del LAUSD tienen un padre que está o ha estado en la cárcel. Cifras asombrosas. Y mientras POPS se ha ampliado para crear clubes de Los Angeles High School of the Arts (LAHSA), Lawndale High School, LA High,  en el condado de Los Ángeles, simplemente no es suficiente.

Recursos para estudiantes como Celeste son minimal, casi inexistente. Las escuelas pueden y deben tener un papel más activo en ayudar a los estudiantes mediante la formación de clubes y programas que aborden el estigma de tener un padre encarcelado. Las escuelas deben proporcionar un espacio seguro y amable donde los estudiantes que batallan, se sientan cómodos compartir y discutir sus experiencias. Me gustaría ver más programas como POPS creados y ampliados para empezar a satisfacer las necesidades de la población estudiantil del LAUSD que han sido afectados por tener un padre en la cárcel o tratar de volver a entrar en la sociedad después de haber estado presos.

The following two tabs change content below.

Lily Gonzalez

Lily Gonzalez

Lily Gonzalez was born and raised in South Central Los Angeles, the daughter of a single, immigrant father. Lily strives to make her father’s dream of a family of college graduates come true. She is a product of LAUSD Schools and a graduate of South Gate High School.

She is a recent cancer survivor and through some years of adversity has risen above all her recent challenges. Lily is a Homeboy Industries graduate and full-time student at California State University, Northridge. She has continued to live her life in South Los Angeles with her two children. She works to show her children that anything can be done with hard work, determination and perseverance even in the face of unimaginable challenges. Her daughter is in a Charter School and she is working to find the right Preschool program for her youngest child.

Leave a Reply