Las Implicaciones de Vigilar a Los Estudiantes de Color Durante la Era de Trump

Imagínese que usted está sentado en su clase de biología del 9no grado. Su profesor acaba de terminar de dar clases sobre mapeo de pedigrí. Le da una hoja de trabajo, pero está confundido e inseguro de cómo empezar. Empieza a levantar la mano, decidido a entender este extraño nuevo concepto. De repente, la puerta se abre; Un equipo de cinco miembros del personal entra en el aula.

“Todos, Manos arriba, esto es una búsqueda al azar!” Un hombre le pide al maestro una lista de la clase y comienza a llamar a cabo cada tercer estudiante en la lista. Un solo pensamiento se repite a través de su cabeza: No he hecho nada malo. No tengo nada que esconder. He hecho absolutamente nad -… Su nombre ha sido llamado. Usted recoge sus pertenencias-totalmente consciente de que un miembro del personal le está mirando atentamente-y sale de la aula.

Reconozcamos lo que ha ocurrido aquí. Su estatus ha cambiado abruptamente de la de un estudiante a un sospechoso.

Desafortunadamente, la persona en cuyos zapatos se le ha pedido que se coloque ya no es un individuo raro y único. Con una frecuencia alarmante, las prácticas de búsqueda criminalizan a los estudiantes, a menudo por comportamientos tan inofensivos como llevar un cuchillo de mantequilla de plástico a la escuela en una mochila.  Este cambio, hacia excesiva vigilancia en las escuelas públicas es especialmente traumático para los estudiantes de color, quienes ya se enfrentan a la criminalización explícita después de la elección del Sr. Trump a la presidencia.

Durante su campaña inicial, Trump, afirmó que los indocumentados estaban “… trayendo drogas Están trayendo crimen. Son violadores. ”(Washington Post). Las repercusiones de sus palabras se han intensificado en las protestas de la sociedad, como los estudiantes de color enfrentan el racismo cada vez más evidente en las escuelas. CNN  informó en un video que mostraba varios estudiantes blancos matriculados en la Escuela Secundaria Royal Oak en Michigan-donde el 20% de los estudiantes son minorías-cantando “Construye una pared”! ”Poco después de la Elección Presidencial de Estados Unidos. Aunque no todos los Latinos son indocumentados, el diálogo imprudente de Trump ha afectado negativamente a la seguridad y el bienestar de los estudiantes de color en los Estados Unidos. Trump no encendió las tensiones raciales en las escuelas, sin embargo intentó públicamente normalizar una narrativa criminalizando a los Latinos en los Estados Unidos

La visión idealista de las escuelas como el gran ecualizador para los estudiantes, independientemente de su raza, se pone en peligro cuando los estudiantes no son tratados como estudiantes en el aula. Aunque comprendo que las búsquedas al azar tienen el propósito de garantizar la seguridad de los estudiantes y del personal, es importante reconocer el impacto que estas prácticas tienen sobre los estudiantes.

The following two tabs change content below.

Desiree Martinez

Desiree Martinez

Desiree Martinez, was born and raised in South Central Los Angeles and is currently in her 4th year at UCLA. As a first generation college student, Desiree is heavily involved in combating educational inequity in her community. Upon realizing that there were more Latinos among the custodial staff than there were among her UCLA classmates, she began to advocate for education reform in order to fight for the empty seats in higher education that her classmates never had the opportunity to fill. Desiree is in her 3rd year working as an AVID tutor at International Studies Learning Center in South Gate, CA. Additionally, she is a lead organizer for Students for Education Reform (SFER) at UCLA, an organization that empowers college students to become grassroot organizers in their community.

Leave a Reply