En el Mes Nacional de Directores, Agradezco al Sr. Tiongco Por Inspirarme

Recientemente comencé la escuela de posgrado otra vez en la búsqueda de una credencial administrativa. Durante años, he sabido que mi objetivo era algún día convertirme en un líder de la escuela y servir en la que comunidad que crecí, pero fue durante una discusión en clase, que empecé a ver realmente de donde provenía  mi motivación de llegar a ser un director.  En tener la oportunidad de conversar con los compañeros de clase de algunos de las características que un “gran director” debe tener, me di cuenta de que todas mis descripciones vinieron del primer director que me inspiró un día estar en ese mismo papel: Sr. Tiongco.

Para ser justos, destacó al Sr. Tiongco hace un tiempo ya que quería compartir el poder de un gran líder y el impacto que puede tener un gran liderazgo no sólo en la escuela sino en una comunidad.  Sin embargo, dado que octubre es el Mes Nacional de Agradecimiento a los directores, sentí que era necesario resaltar a el Sr. Tiongco bajo una luz diferente.

Mientras que el Sr. Tiongco fue mi primer “jefe” y mi primer entrenador de instrucción, también se desempeñó como mi primer contacto con el liderazgo de servicio. En la clase, seguido discuten que para ser un director de éxito, hay que entender que el papel de un líder de la escuela no es para estar al frente en todo momento, sino más bien estar dispuestos a servir a los demás y ser empático y capaz de facilitar potencial.  Clases administrativas a veces pueden sentirse demasiado centrado en la teoría sobre la práctica, pero de alguna manera más he aprendido sobre el liderazgo de servicio y el liderazgo necesario características que un líder debe encarnar a ser transformacional,  el señor Tiongco vino a mi mente.  Cuando compartí con la clase, mi experiencia como maestra de primer año bajo el ala del Sr. Tiongco y el hecho de que él estaba por encima y más allá, no sólo en ayudarme a afilar mi oficio, sino también con el apoyo de mis sueños y aspiraciones, me di cuenta de que no muchos de mis compañeros de clase nunca había tenido una experiencia similar a la mía.  Para muchos de ellos, un gran director era alguien que no había causado división en su escuela; para mí, había sido alguien que motivó a todo el personal a“no aspiran a tener más, pero si para ser más.”  Él fue el primero en agradecer a nuestros ayudantes de cocina por su arduo trabajo, al mismo tiempo fue el primero en felicitar a los maestros por su dedicación.  Nuestra escuela estaba lejos de ser perfecta, pero en todas sus imperfecciones, su capacidad para dirigir desde el corazón nos permitió a todos a creer también en la misión de la escuela para servir a todos los niños.

Al celebrar los directores de todo el país, le animó a # Agradece a un director que sabes que te ha inspirado a ser una mejor persona. Mi propio viaje a ser director  es todavía un largo camino por recorrer, pero tener modelos a seguir como el Sr. Tiongco a la vanguardia de mi trabajo hace que el viaje se sienta menos como un trabajo y más cómo la carrera emocionante de mis sueños. Si ya tengo acceso a los conocimientos en relación con todos las características que he demostrado como director – la empatía, el respeto, la lealtad, la ambición, el carisma, la compasión, el liderazgo y sé que se trataba de una parte de su secreto para liderar escuelas de transformación, entonces  por lo menos sé que ya estoy más preparado que muchos de mis homólogos para algun dia tomar ese puesto.

Por eso, hoy y siempre, gracias al Sr. Tiongco por ser el tipo de líder que motiva a todos los que te rodean y también a ir más allá; tal vez un día, vamos a vivir en un mundo donde los líderes como usted son la norma y el cambio transformacional que ocurre en todas las escuelas. Por ahora, voy a tener que darle las gracias por inspirar a los demás a seguir sus pasos.

What do you think?

The following two tabs change content below.

Alma Renteria

Alma Renteria

Alma-Delia Renteria is a proud product of Lynwood schools. As a student in Lynwood, Alma was very involved which developed in her a passion for community outreach and education. After graduating UC Riverside, with a B.A. in English and a year earlier than anticipated, she decided to make her “4th year” of college a year of giving back by joining the national non-profit City Year. While at City Year Los Angeles, Alma built a strong network of education advocates which encouraged her to apply and join the prestigious Teach For America program. Upon joining TFA, Alma began her education career as a middle school teacher in Downtown Los Angeles. It was while teaching that she realized the need to do her part to help serve the community she grew up in. Alma was elected to the Lynwood School Board in 2013, where she made college accessibility/readiness a main priority. Alma completed her Master’s degree in Urban Education at Loyola Marymount University and is currently serving her second term as Board President for the Lynwood Unified School District. She also serves as a Digital Learning Instructional Coach at a dual immersion school in Pico Rivera.

More Comments