Orgullosa de ser una Graduada de Primera Generación

El mes pasado, el 8 de noviembre de 2017, fue la primera celebración nacional de los graduados universitarios de primera generación. Se ha designado como un día en el que las instituciones de educación superior celebran a los que son los primeros en sus familias en ir a la universidad y, finalmente graduado. En el evento también se conmemoró el 52 aniversario de la promulgación de la Ley de Educación Superior de 1965 que creó el  Programas Federal TRÍO, como Upward Bound, Búsqueda de Talento Académico, y los Servicios de Apoyo para servir a estudiante, de primera generación y estudiantes de bajos ingresos.

Estoy orgullosa de ser el primero en mi familia en ir a la universidad. Sin embargo, eso no es todo lo que soy. Yo soy el primero de mi familia inmediata (mamá y papá) que se graduó de la escuela secundaria, preparatoria, una universidad de cuatro años, una universidad de postgrado privada, y en obtener un título de doctorado de una institución superior de investigación en los Estados Unidos. De toda mi familia, yo soy el primero en obtener un título universitario, y me siento orgullosa de tener 2 primos que están siguiendo mis pasos y pronto obtendrán sus títulos universitarios.

Como inmigrante a los Estados Unidos, crecí la mitad de mi vida con padres que hablan un solo idioma fue extremadamente difícil. Como ahora, los datos de los estudiantes latinos han demostrado que aproximadamente la mitad de un centenar de niños Latinos que comienzan la escuela en los EE.UU. se graduaron de la preparatoria,que es de aproximadamente 54 de los 100, y de los que menos de la mitad del porcentaje ganarán un doctorado en licenciatura. Yo sé muy bien que estadísticamente no estaba destinada a ser, y que al ser el primero sería un reto.

Yo añadiría que es muy importante tener en cuenta que por ser la primera, nadie en tu familia  se dará cuenta de tus errores, porque nadie más conoce de esto. Cosas como tomar demasiados clases y obtener calificaciones bajas que afectan tu GPA pasa desapercibido, o falta de oportunidades para becas. Tu familia no te dice acerca de la importancia de asistir con los asesores y profesores, o que tal vez lo que elegí en el principio no era la mejor opción para mí. Esto para mí ha significado que, si bien las pruebas y errores a veces han sido doloroso, se llega a celebrar las victorias mucho más a menudo.

En un momento dado, sé que ser el primer se siente como una carga, que mi familia no entendía todo el trabajo que tenía que hacer, a veces duplicando o triplicando los pasos, porque no sabía que había una manera más fácil de hacerlo más sencillo.  Estoy hablando de cosas como tomar clases que no satisfacen la educación o cursos con mayores requerimientos, o el descubrir cómo rendir mejor.  Al cumplir con mi EOP y los principales asesores he aprendido a equilibrar el trabajo, la participación comunitaria y cursos porque me han enseñado cómo hacerlo. Descubrí cosas simples, como la creación de redes y su impacto en el acceso a puestos de trabajo en el campus universitario, y ha colaborar con otros campus. Pero para ser honesto,con forme he ido creciendo también he aprendido a describir las palabras obstáculos, sacrificios y  bendiciones, siento que mi vida no sería lo que es si no hubiera pasado por estas experiencias.

Encontrar el camino en la universidad me llevó a la mayor elección y a una carrera que nunca soñé, al igual que en especialización en Estudios Chicanos Latinos y español, a seguir una carrera en la educación superior y el profesorado. Aprendí a amar mi cultura – con defectos y virtudes, ya que esto me enseñó tanto cómo no lo hice cuando estaba en la preparatoria. He ganado un gran y profundo amor por mi madre por su perseverancia y su grande amor porque ella no tenía educación formal, pero siguió empujándome, aunque no sabía muy bien cómo ayudarme.  Amo a mi familia por todos sus sacrificios y estímulo, y aprendí el valor y la importancia de verdaderos mentores los que fueron honestos y constantemente me recordaban que mis sueños se podrían lograr, siempre y cuando pidiera ayuda y ayudará cuando fuera necesario. Al mismo tiempo, sentí más aprecio por mis amigos en donde me encontraba  constantemente aferrandome a ellos para no caerme en el camino hacia la línea de la meta – de un título universitario. Ellos también estaban en este campo de batalla (la universidad), no sólo tratando de averiguarlo, pero constantemente presionando por el acceso de la próxima generación que eran como nosotros – primeros en navegar y graduarse de preparatorias desatendidas.

Al celebrar a los estudiantes de primera generación, me siento orgullosa de ser el primero en asistir y graduarse a la universidad. Estoy orgullosa de ser el primero en obtener un doctorado, incluso cuando se que estadísticamente no debería haber sido así. Por último,  me siento orgullosa de ser un mentor para otros estudiantes de primera generación, especialmente a otras jóvenes latinas que no solo quieren un título universitario y que ahora están llevando a cabo una maestría y doctorado.  

What do you think?

The following two tabs change content below.

Mariana Martinez

Mariana Martinez

Mariana G. Martinez, PhD, is the eldest of three and the first in her family to earn a high school diploma and a higher education. She was raised by immigrant parents that encouraged her to get an education so that one day she could work as a secretary and not in a physically laboring job like the fields. Mariana has been an advocate in the field of education for almost 2 decades. Her love and passion in education began as Senior in high school interning at a local elementary school. Currently Mariana is the Research Coordinator for the McNair Scholar Program, a federally funded program that serves first generation and historically low income students pursue the next of their educational goals, at Sonoma State University. She is also a Lecturer in the [email protected] and [email protected] Studies Department.

More Comments