Reflexiones Sobre la Reforma Educativa de México: Una Perspectiva de una Líder Educativa Chicana

El sistema educativo americano, no es ajeno a la reforma educativa. Como líder educativa, siempre estoy dispuesta a compartir mis pensamientos y opiniones, profundamente arraigados en mis casi 20 años de experiencia, con respecto a la reforma educativa. Comencé mi carrera como subdirectora de escuela primaria en una escuela ubicada en San Ysidro, a unas dos millas de la frontera de los Estados Unidos y México, y continué mi trabajo como directora dentro de seis millas de la frontera. Me enorgullece haber trabajado con muchos estudiantes, maestros y otros administradores inteligentes, comprometidos, resilientes y apasionados que cruzaban la frontera todos los días para asistir, o trabajar en escuelas en los Estados Unidos. Descubrí que los estudiantes que completaron la escuela preparatoria en México, lo hicieron pagando una escuela privada y eran estudiantes excepcionales con altos niveles de lectoescritura y aritmética, pero no pudieron graduarse dado el costo para sus familias. Nuestras aulas y escuelas se benefician tremendamente de los estudiantes con una educación privada mexicana, quienes se unieron a nuestras aulas, ya que son modelos de alfabetización bilingüe, respeto, diligencia y activismo. Mientras que celebró lo que nuestras escuelas han ganado al tener estos estudiantes, me entristece que el sistema educativo mexicano se pierde de su brillantez.

Hoy, al reflexionar sobre lo que está sucediendo en el sistema educativo de mi madre patria de México, mis abuelos emigraron a los Estados Unidos a principios del siglo XX, me llama la atención un componente esencial, que falta en lo que estoy leyendo sobre su reforma de cinco años. Pero primero, repasemos lo que ha ocurrido.

Como la temporada electoral está en marcha, y como ocurre en los Estados Unidos de América, la educación es una plataforma política clave, que los políticos mexicanos están utilizando en sus campañas.

En pocas palabras, el componente central y más divisivo de la reforma educativa de México, es un sistema de evaluación y una evaluación de maestros. La reforma fue aprobada por el Senado mexicano en 2013, bajo el actual presidente Enrique Peña Nieto, y surgió como respuesta a la corrupción desenfrenada, que dictaminó las prácticas de contratación y despido de maestros que tuvo mucha culpa por el bajo rendimiento estudiantil. Cinco años después, investigadores de la Universidad de México, líderes del gobierno actual y oposición a la reforma, piden transparencia y análisis de los datos que muestran los resultados del sistema de evaluación y evaluación del maestro. Se han producido protestas mortales, ya que los maestros ven, que los resultados de las pruebas se utilizan para despedir a los maestros, en lugar de utilizar la evaluación como una herramienta para proporcionar capacitación y desarrollo profesional. El principal candidato presidencial, Andrés Manuel López Obrador, dirige su campaña con la promesa de rescindir la reforma educativa actual en su totalidad, y reunir a maestros, padres y expertos para informar una nueva reforma.

Esto es lo que mi experiencia me ha enseñado. Eliminar un sistema completo, es un error. Las buenas prácticas han surgido, incluso desde las iniciativas de reforma más duras. Mientras No Child Left Behind, estuvo equivocado en la forma en que sancionó los sistemas “de bajo rendimiento”, trajo una luz brillante de responsabilidad que no existía antes para todos los alumnos, incluidos los estudiantes de inglés, afroamericanos y latinos. Mostró a nuestro país donde prosperamos y donde tuvimos que hacer cambios drásticos para servir a TODOS los estudiantes con un lente de equidad e inclusión.

Si usted es maestro, director, superintendente o incluso, un país que está estudiando la reforma educativa, aquí hay cinco pasos clave que recomiendo.

  1. Implementar un ciclo de mejora que guíe toda decisión de política educativa. El ciclo incluye lo siguiente: Identificar la necesidad; con expertos crear un plan; implementar el plan; evaluar el plan; use los resultados de la evaluación para modificar el plan y continúe el ciclo. Algunos lugares para investigar y revisar son el trabajo de Paolo Freire, que ha llegado a incluir el ciclo de la praxis y la Asociación Occidental de Escuelas y Universidades, también tiene grandes herramientas con respecto al ciclo de mejora.
  2. La evaluación importa. Como seres humanos, tenemos un deseo inherente de saber cómo estamos progresando en la vida. Queremos conocer nuestras fortalezas y áreas de crecimiento. Las herramientas utilizadas para medir cosas tales como el rendimiento de los alumnos o, la eficacia del maestro, deben utilizarse en forma continua, y crearse con aportaciones de educadores, investigadores educativos, líderes educativos y defensores de los estudiantes. Las evaluaciones deben ser justas, e incluir, una perspectiva culturalmente receptiva, lo que significa que tienen en cuenta el conocimiento y las experiencias previas.
  3. Los datos importan. Si va a evaluar y medir algo como el rendimiento del alumno o, la eficacia del maestro, entonces los datos deben recopilarse, compartirse y usarse para orientar las decisiones de instrucción, curriculares y programáticas. Los datos no deben verse como buenos o malos, es información utilizada para guiar a los líderes educativos, maestros, estudiantes y padres. La retroalimentación es crítica para el crecimiento, que es el propósito del cambio y la reforma.
  4. Recursos y materia de financiamiento importan. Una vez que tenga los datos en la mano, un equipo de partes interesadas debería reunirse para analizar los datos e identificar áreas de fortaleza, luego crear un plan para implementar cambios para mejorar. Si la capacitación o los materiales forman parte del plan, entonces, los fondos deben estar ahí para garantizar que se puedan implementar. El uso de estos fondos y el impacto que tienen en el plan también deben medirse.
  5. La gente importa más que nada. Esto es lo que la reforma educativa actual de México, ha dejado fuera. Hay poco, o ningún enfoque, en lo que los estudiantes, maestros o líderes educativos están haciendo bien. Todos necesitamos sentirnos valorados en nuestras vidas y en nuestro trabajo para crecer y mejorar. Mostramos a las personas que los valoramos, dándoles un asiento en la mesa y brindándoles la oportunidad para que se escuche su voz y aportes en los cuatro pasos anteriores. Mostramos valor a las personas al brindarles comentarios oportunos, claros, directos y positivos. Mostramos valor a las personas celebrando el éxito (según lo determine un equipo) y creando un plan de colaboración para mejorar las áreas de crecimiento.
What do you think?

The following two tabs change content below.

Marisol Rerucha

Marisol Rerucha

Marisol Quevedo Rerucha was born and raised in San Diego, California where she earned her Bachelor’s degree in English at San Diego State University (SDSU) in 1998. She taught Middle School then High School while earning her Master’s Degree in Educational Leadership, and Administrative Credential, at SDSU. Marisol was an Elementary school Assistant Principal and Principal, before becoming the Principal/Director of an alternative charter high school. Marisol currently leads Career Readiness/Career Technical Education as a district administrator serving students in the juvenile court schools and community schools. As a Fellow and Master Fellow with Unidos US (formerly National Council of La Raza), Marisol advocates for our most vulnerable and under-resourced student population on a local and national level. Marisol is committed to serving at-risk youth and serves as an inter-State Board Member for a charter high school system in Colorado focused on personalized learning. Marisol lives in San Diego, California with her husband Daniel with whom she has three daughters (Camerina, Emilia and Sophia) and one amazing grand-daughter (Isabella Luna).

More Comments