Reforma Educativa en México está Amenazada

¿Comprarías un nuevo reloj, antes de saber si eran simplemente las baterías que necesitaban cambiarse? Probablemente no. En esencia, eso es lo que el candidato presidencial mexicano y principal candidato Andrés Manuel López Obrador, promete hacer a la reforma educativa en México. Obrador tiene la intención de desmantelar la polémica, pero necesaria política de reforma, sólo cinco años después de su implementación y antes de que se disponga de datos precisos sobre su efectividad.

Antes de la implementación de la nueva política de reforma, lo que indiscutiblemente estaba quebrado era el sistema de contratación y rendición de cuentas de maestros que causó la necesidad de una reforma en primer lugar. Antes de la nueva política, los maestros eran contratados únicamente por su sindicato corrupto (su líder Elba Esther Gordillo, fue arrestada por malversar millones), los maestros podían vender sus posiciones de ensenanza (algunos incluso, vendían a través de las secciones clasificadas en periódicos) y los maestros podían transmitir sus posiciones a parientes (a la herencia). La nueva política asegura que los maestros estén altamente calificados a través de pruebas de rendición de cuentas y, que la promoción se base únicamente en el mérito.

Desde su implementación en 2013, muchos en el departamento de educación, han sido citados diciendo que están empezando a ver, un aumento dramático en la calidad de los maestros. Es posible que algunos datos estén disponibles en 2019, con la administración del Programa para la evaluación de estudiantes internacionales (PISA). Sin embargo, como dice un artículo en The Economist , “Pasará una década, antes de que los estudiantes que toman el examen, hayan sido enseñados principalmente por instructores contratados por mérito”. En otras palabras, necesita tiempo.

Incluso en los Estados Unidos, donde la política educativa es siempre un tema candente, la evidencia muestra que la reforma educativa y el debate, conducen a resultados. Como se muestra en “The Nation’s Report Card” de el National Assessment of Educational Progress (NAEP), la Evaluación Nacional de Progreso Educativo, en comparación con la década de 1990, Estados Unidos, ha mostrado un aumento constante en los puntajes tanto en matemáticas, como en lectura. Simplemente mirando el hecho de que 42 estados han adoptado los Estándares Estatales Básicos Comunes, ha sido una gran victoria para la reforma educativa en nuestro país. Además, aunque la tensión entre las escuelas públicas y charter aumenta, creo firmemente que los estudiantes se beneficiarán más, cuando veamos que cada sector invierte cada vez más recursos, en el desarrollo de maestros. La reforma no ocurre de la noche a la mañana, pero el progreso se puede hacer rápidamente.

Está bien documentado que muchos maestros en México, se enfurecieron con la nueva política. La experiencia personal me dice que, generalmente son los maestros malos, los que más odian ser evaluados. A través de mis 14 años en el mundo de la educación, y seis años enseñando en todos los sectores (privado, charter y público), puedo atestiguar cómodamente, que la rendición de cuentas del maestro, conduce a un mayor rendimiento estudiantil. Es en gran parte por las evaluaciones de maestros, que me he visto personalmente crecer como educador, y mis alumnos se han beneficiado más, de esas evaluaciones de mi trabajo. En mi opinión, no hay otra profesión en la que pueda pensar que alguien, discuta en contra de la contratación y la promoción basada en el mérito.

Está claro que mejorar la calidad de los maestros, es sólo una parte del rompecabezas en la reforma educativa. Sin embargo, una práctica común en torno a la reforma educativa, parece ser un patrón de culpabilidad y muy poca participación. Por ejemplo, algunos educadores argumentan que es la falta de financiamiento el verdadero culpable, o la falta de recursos apropiados, etc. Aunque es cierto que para transformar completamente la educación en cualquier país, debe haber un enfoque integral a la reforma. Comenzando con la efectividad del maestro, los factores de número de lo que determina el rendimiento del estudiante es un buen lugar para comenzar.

México debe tener cuidado de no caer en un agujero de estancamiento. Demasiadas veces, los políticos han usado la educación, como palanca para obtener beneficios políticos sólo en detrimento de los propios estudiantes. Está claro que la reforma educativa en México es multifacética. Al igual que en los EE. UU., El financiamiento escolar debería aumentar y los maestros deben estar armados con mejores materiales y recursos. Sin embargo, la reforma aprobada en 2013, ha abordado algunos de los principales problemas que a estado afectando la educación en México durante décadas: la corrupción a nivel sindical y la elevación de la rendición de cuentas de los maestros. ¿Podría haber elementos de la reforma que necesitan ser alterados? Por supuesto. ¿Es posible que la prueba utilizada para evaluar a los maestros, necesite ser revisada? Quizás. Sin embargo, lo que es cierto es que la política vigente necesita más tiempo y datos para poder ser evaluada adecuadamente. Después de todo, si no está quebrado, no lo arregles.

What do you think?

The following two tabs change content below.

Carlos Monzon

Carlos Monzon

Carlos Monzon is a native Angeleno who teaches in the heart of Los Angeles. After teaching in the private sector and later for KIPP LA’s Charter Schools, Carlos now teaches fifth- grade for LAUSD where he was awarded the district’s Rookie Teacher of the Year in 2017. He was raised mostly by his mother and two older sisters whom he often refers to as “the queens of my life”.
He attended California State University Northridge for both his under and post- graduate studies. Carlos’ current thesis research revolves around innovative instructional and assessment strategies to deepen student’s depth-of-knowledge. He is passionate about closing the achievement gap of inner-city youth though his work inside and outside of the classroom.

More Comments