Desmantelando el Mito de la Oportunidad Dando a Nuestros Estudiantes Exactamente lo Que Necesitan

El mito de la oportunidad: la falsa creencia de que si los estudiantes se presentan, si hacen el trabajo, y obtienen buenas calificaciones, tendrán una mejor oportunidad de estar preparados para el futuro. La verdad del asunto es que actualmente, tenemos un sistema de escuelas públicas que ofrece una educación única, para todo tipo de educación. ¿Cómo empezamos a desmantelar eso? Debemos dejar de financiarlo como si fuera la única solución para todos nuestros estudiantes.

No todos los individuos son iguales; La gente piensa, reacciona y aprende de manera diferente. Educar a más de 25 niños por aula y, proporcionar a todos los estudiantes una experiencia educativa individualizada en sus propios niveles, es una tarea difícil, especialmente, cuando existen limitaciones a los recursos disponibles.

De acuerdo con The New Teacher Project (TNTP), “… la mayoría de los estudiantes y especialmente los estudiantes de color, los de familias de bajos ingresos, los que tienen discapacidades leves a moderadas, y los que aprenden inglés, pasaron la mayor parte de sus días escolares perdiendo cuatro recursos cruciales: asignaciones apropiadas para el grado, instrucción sólida, compromiso profundo y maestros con altas expectativas ”.

¿Qué pasaría si las escuelas públicas tuvieran más apoyos en el aula? Una idea sería, tener más de un maestro principal en cada aula que pueda ayudar a administrar grupos de aprendizaje más pequeños, dando a los estudiantes la oportunidad de obtener más apoyo individual, que son específicos para sus necesidades de aprendizaje.

Tal vez así, las tareas podrían ser “apropiadas para el grado”.

¿Qué pasaría si las escuelas públicas pudieran costear más personal administrativo para desarrollar la capacidad, con el único propósito, de desarrollar y apoyar profesionalmente a los maestros?

Tal vez entonces, los maestros podrían aprender a dar una instrucción sólida, y después, serían responsables de tener expectativas más altas para sus estudiantes.

¿Qué pasaría si las escuelas pudieran usar fondos para oportunidades adicionales de mentoría y tutoría en la escuela para los estudiantes cuyas familias, no pueden pagar de otra manera? ¿O, servicios de salud mental y asistencia integral?

Tal vez entonces, los estudiantes podrían participar profundamente en sus lecciones, y tener una experiencia de aprendizaje positiva con el resto de sus compañeros.

“Esta falta de acceso no es al azar. Es el resultado de las elecciones que los adultos toman en cada nivel de nuestro sistema educativo. Estamos pidiendo a todos los adultos cuyas decisiones afectan las experiencias de los estudiantes, que se comprometan a desentrañar el mito de la oportunidad “. TNTP.

El cambio comienza con cada uno de nosotros. Comencemos a hacer preguntas, hagamos responsables a los tomadores de decisiones y, asegurémonos de que nuestros estudiantes obtengan exactamente lo que necesitan, para tener éxito en la escuela y en la vida.

What do you think?

The following two tabs change content below.

Melissa Albarenga

Melissa Albarenga

Melissa Albarenga, raised in East Los Angeles by her single mother and older siblings. She graduated from James A. Garfield High School and received her Bachelor's degree in Chicana/o Studies from the University of California, Santa Barbara in 2013. She currently works at KIPP Bay Area Schools as the Community Engagement Manager and provides families with the resources and tools they need to advocate for their children’s education and other important local initiatives. Through her work she hopes to activate power within each parent and/or guardian. Her ultimate dream is that all children will have access to high quality education no matter what zip code they live in.

More Comments