Cuando Nuestros Niños Tiene Dificultades Aprendendiendo, Los Padres También Luchan

Cuando mi hijo estaba en la escuela primaria, noté que estaba teniendo un poco de problemas. Asistió a escuelas tradicionales en distritos que son “mejores” que aquellos a los que yo había asistido mientras crecía. Cuando hablé con sus maestros sobre mis preocupaciones, todos los años recibía la misma respuesta: “Es un estudiante más joven y los niños maduran después que las niñas, se pondrá al día más tarde”.

Me ofrecí como voluntario en eventos escolares y excursiones, y honestamente Confiaba en sus maestros. Cuando mi hijo ingresó en el tercer grado,me di cuenta de que estaba luchando más, pero sus maestros continuaron diciendo lo mismo: “Se pondrá al día más tarde”. Cuando hizo la transición a los grados superiores, el material se estaba volviendo más difícil para él, pero los maestros no detectaron que algo estaba mal. En quinto grado, la maestra de mi hijo trabajó con él, lo motivó y le ayudó a hacer lo mejor. En quinto grado, mi hijo comenzó a aumentar su interés por la lectura. Su maestro realmente trabajó con él, pero no pudo ayudarlo a alcanzar su nivel de grado. Cuando entró en sexto grado, comenzó a retrasarse más. Traté de comunicarme con su maestro en ese momento, pero ella nunca estuvo disponible.

No fue hasta el octavo grado que a mi hijo le diagnosticaron una discapacidad de aprendizaje. Estoy agradecida de haber tenido un consejero médico en ese momento que me guió paso a paso en el proceso de solicitar pruebas para una discapacidad de aprendizaje. Sinceramente, no sabía que tenía derecho a solicitar pruebas. Una vez que la escuela confirmó que mi hijo tenía una discapacidad de aprendizaje y que necesitábamos reunirnos con IEP (Programa Educativo Individualizado) para elaborar un plan de educación individual, pensé que recibiría los servicios que necesitaba para ayudarlo a alcanzar su nivel de grado. Desafortunadamente, fue el comienzo de las batallas con la administración escolar, en particular con el director de la escuela.

Mi esposo y yo habíamos asistido a la reunión del IEP, y el director no estuvo en la reunión, pero el subdirector sí estuvo presente. El consejero médico me había informado sobre mis derechos y que si no estaba de acuerdo con el plan, no tenía que firmar porque teníamos derechos. Terminamos con un plan de IEP para mi hijo, pero luego recibí una llamada de la escuela indicando que debíamos reunirnos nuevamente porque el IEP no estaba en vigencia porque el director se negó a firmarlo. Estaba molesto, volví a discutir con el director y el equipo en la mesa. Recuerdo que la directora habló con tanta autoridad e intentó intimidarme, pero ella no sabía que conocía mis derechos (gracias al consejero médico) y que también era obstinada. La directora quería que estuviera de acuerdo solo con sus términos, ella fue muy agresiva, pero me mantuve firme y, como sabía mis derechos,no me di por vencida. Al final llegamos a un acuerdo. Después de esa experiencia,me sentí bendecida de contar con el apoyo y la orientación de alguien que me guió paso a paso. Pero ¿Qué pasa con otros padres que no saben que tienen derechos? Los padres creen que la administración escolar tiene el mejor interés de sus hijos, pero ¿Quién guía a estos padres sobre sus derechos? ¿Qué pasa con aquellos que no hablan el idioma y se habrían sentido intimidados por el director de la escuela al igual que ella trató de intimidarme?

Mi hija menor está en tercer grado y asiste a una escuela charter. Ella no está por debajo del nivel de grado, pero me di cuenta de que estaba empezando a tener dificultades. Hablé con su directora y maestros. Su directora examinó su progreso desde TK (kindergarten de transición) hasta ahora y programó una reunión con su maestra y conmigo para analizar la mejor manera de ayudarla. Se nos ocurrió un plan al comienzo del año escolar sobre cómo podemos ayudarla en casa y cómo los maestros pueden ayudarle en la escuela. Nos reunimos cada seis semanas para evaluar su progreso. Me sorprende el apoyo que está recibiendo para garantizar que no se quede atrás y continúe creciendo académicamente. Su director no intentó intimidarme cuando me acerqué a él, en comparación con el director de mi hijo en la escuela secundaria. Mi hija está recibiendo el apoyo que necesita, y sé en qué necesito trabajar en casa para ayudarla a seguir creciendo. Realmente siento que estoy en sociedad con el director y los maestros de mi hija y siento el apoyo para que pueda alcanzar sus metas.

Al reflexionar sobre la experiencia de mi hijo en la escuela y la experiencia actual de mi hija menor, me doy cuenta de la discrepancia. Pensé que mi hijo asistía a escuelas donde recibiría apoyo porque era un distrito mejor que el que yo había asistido. Desafortunadamente, no sabía acerca de la falta de logros y la realidad era que el distrito no estaba sirviendo a los estudiantes latinos, en comparación con otras razas en el distrito. Mis dos hijos mayores no recibieron el apoyo para estar preparados para la universidad. De la experiencia elemental de mi hijo, solo UNA maestra creyó en él. Su maestro de quinto grado trabajó con él, lo apoyó y lo motivó a hacer su mejor esfuerzo. Pero cuando mi hijo salió de ese aula de quinto grado, no sintió el apoyo de sus líderes escolares. Por eso es importante que la administración escolar, los maestros y los padres trabajen juntos para garantizar que todos los niños reciban una educación de alta calidad, todos debemos estar en la misma página para apoyar a nuestros jóvenes, animar a nuestros jóvenes a que asistan a la educación superior, y Para ayudar a prepararlos en su camino a la universidad. Todos los niños tienen el potencial de estar preparados para la universidad, todos debemos CREER en ellos y darles las herramientas y el apoyo para ayudarlos a alcanzar sus metas. No debemos bajar las expectativas.

Me complace que tengamos la opción de enviar a nuestra hija menor a Rocketship Fuerza Community Prep, donde los líderes escolares y los maestros creen que cada niño tiene el potencial de alcanzar sus metas. No bajan las expectativas; trabajan juntos con los padres para proporcionar el apoyo necesario. Mi hija se siente apoyada por sus líderes escolares, maestros y su familia. Realmente se necesita un pueblo para criar a un niño, y estoy agradecido de que Rocketship Fuerza Community Prep sea parte de nuestro pueblo.

What do you think?

The following two tabs change content below.

Lety Gomez

Lety Gomez

Lety Gomez was born and raised in East San Jose. She is married with three children. She graduated from University of Phoenix with a bachelor’s degree in Business/Accounting. When she was a teenager, Fr. Mateo Sheedy was the pastor of her parish, Sacred Heart of Jesus. She fondly remembers his passion for social justice, especially justice for the immigrant community in San Jose and ensuring that the parish youth had access to high quality education. Fr. Mateo instilled in her his passion for social justice, but for many years it was kept unlit, deep inside of her. It wasn’t until her youngest daughter was enrolled at Rocketship Fuerza Community Prep in 2014 that her passion for social justice lit up. Thanks to the Rocketship parent organizer at that time, Lety received training and the tools to use her voice for social justice and learned about community organizing. She is proud to be one of the many parents who worked hard to open their school, knowing that the kids needed and deserved a better public school. That struggle is why they named their school Rocketship Fuerza Community Prep. “Fuerza” is the Spanish word for force, strength, or power. Her passion for advocating for education has allowed her to be a voice for other parents in her community who seek high quality education options. She wants to share her story with other parents in efforts to motivate them to get involved so they can advocate together, because united they can make a change in the educational system and in their communities. Lety is currently a community leader in East San Jose, where she advocates for equity in public education and parent choice.

More Comments