Incorporando el Diseño Universal para el Aprendizaje: Los Educadores Necesitan Ver el Capaz, No la ETIQUETA

Hace poco, participé en una capacitación enfocada en la necesidad de aumentar, el acceso y la equidad en las aulas para los estudiantes con discapacidades visibles y no visibles. Mientras este es a menudo un tema discutido entre los educadores de educación especial, es importante resaltar el hecho de que todos tenemos estudiantes que están luchando por una u otra razón. En 2017, el Departamento de Educación de California, publicó datos que mostraban que 774,665 estudiantes de 0 a 22 años, habían sido etiquetados con algún tipo de discapacidad, a través de un IEP (Programa de Educación Individualizado, Individualized Education Program por sus siglas en inglés). MIentras esto no incluye estudiantes con Los planes 504 (que son “planes formales, que las escuelas desarrollan para brindarles a los niños con discapacidades el apoyo que necesitan” pero son diferentes de los IEP), ya abarca el 11% de todos los estudiantes en California. Esto significa que, en promedio, por cada 10 estudiantes, al menos un estudiante ingresa a nuestras aulas, con una discapacidad “etiquetada”; esto no significa que sean menos capaces.

La realidad es que, los estudiantes que no pueden acceder al currículo, están deshabilitados desde el principio. Esto se aplica a todos nuestros estudiantes. Como maestros, a menudo discutimos las capacidades de los estudiantes en relación con sus logros en el aula sin reconocer realmente que tal vez los estudiantes no sean el problema. Tal vez sea el currículo que está deshabilitado. Saliendo del concepto “cuando una flor no florece, arreglas el entorno en el que crece, no la flor”, se creó un marco que cambia la forma en que enseñamos a los alumnos para que podamos transformar los entornos de aprendizaje de los alumnos, para satisfacer sus necesidades. En lugar de seguir intentando y “arreglar” al alumno.

Aquí es donde surge el Diseño Universal para el Aprendizaje, Universal Design for Learning por sus siglas en ingles (UDL). En términos más simples, cada parte de “UDL”, significa un elemento diferente que debe incorporarse para permitir que los estudiantes demuestren, lo que pueden HACER, en lugar de simplemente ser vistos por sus etiquetas.

  • Universal: Todos y cada uno de los aprendices, no sólo, los que tradicionalmente, se ven como pertenecientes de la mitad de la distribución normal. Esto requiere que los educadores enseñen hasta los límites, abarcando a estudiantes de todos los niveles académicos.
  • Diseño: Intencional, útil y planificado para la variabilidad del alumno. De la manera en que los arquitectos deben diseñar un edificio con un plan de acceso para discapacitados, los maestros también deben diseñar sus entornos de aprendizaje con la intención de ser accesibles para todos los estudiantes.
  • Aprendizaje: Todos los individuos son desafiados y apoyados, de manera significativa, para crecer hacia la experiencia como aprendices.

Al integrar UDL, en la forma en que planificamos para nuestros estudiantes, podemos asegurarnos, de que los estudiantes que hayan sido marginados (y eso sin duda, significa los estudiantes con discapacidades o, los estudiantes que no conocen el idioma, así como los desatendidos quienes son dotados, y están aburridos con el currículum) tienen la oportunidad de triunfar.

En esencia, para que podamos ser los mejores maestros que podamos ser, nuestra meta siempre debe ser, desarrollar aprendices expertos. Para ayudar a construir una comprensión de cómo hacer esto, para ser mejores educadores y defensores de nuestros estudiantes, es importante familiarizarse con los tres principios rectores de UDL.

Principio # 1: Proporcionar múltiples medios de participación:Este principio toca el POR QUÉ del aprendizaje. Este principio debe estar integrado en cada lección y en cada examen. Antes de que los estudiantes puedan aprender, deben estar comprometidos. Esto requiere múltiples opciones para aumentar el interés y fomentar la colaboración y la comunidad. Esto también es una parte fundamental, para asegurar que los estudiantes sean guiados por un camino que les permita ser aprendices con propósito y motivados.

Principio # 2: Proporcionar múltiples medios de representación: Este principio toca el QUÉ del aprendizaje. El aprendizaje requiere más que la concentración. A través de múltiples medios de representación, los maestros deben proporcionar diferentes opciones para que los estudiantes comprendan el material. Esto incluye el uso de objetos manipulables, la creación de conocimientos previos y nunca asumir que los estudiantes pueden recordar lo que han leído. Al proporcionar a los estudiantes una variedad de formas de acceder a la información, estamos desarrollando aprendices ingeniosos e informados.

Principio # 3: Proporcionar múltiples medios de acción y expresión: Este principio toca el CÓMO del aprendizaje. Esto requiere que los educadores proporcionen a los estudiantes opciones para expresar lo que han aprendido a través de las interacciones entre compañeros y múltiples opciones de presentación.

A medida que avanzamos hacia un sistema educativo más equitativo y accesible para nuestros estudiantes, será fundamental para nosotros como maestros, estar dispuestos a aumentar la calidad de nuestro trabajo para poder incluir, a todos los estudiantes. Debemos estar dispuestos a adaptar nuestra enseñanza para que dejemos de pensar que la instrucción es diferente para los estudiantes con discapacidades y los estudiantes de educación general. Debemos permitir el acceso universal a todos nuestros estudiantes, lo que simplemente requiere que estemos abiertos a otras formas de enseñanza, que no sea el método tradicional.

What do you think?

The following two tabs change content below.

Alma Renteria

Alma Renteria

Alma-Delia Renteria is a proud product of Lynwood schools. After graduating UC Riverside, with a B.A. in English and a year earlier than anticipated, she decided to commit her “gap year” to City Year. After City Year Los Angeles, Alma went on to purse a teaching career with Teach For America Los Angeles. Upon joining TFA, Alma began her education career as a middle school teacher. It was while teaching that she realized the need to do her part to help serve the community she grew up in and decided to run for office, getting elected to the Lynwood School Board at only 23 years old. Alma completed her Master’s degree in Urban Education at Loyola Marymount University and is currently pursuing a 2nd Masters in Education Leadership and her Admin Credential. She was recently appointed by the Speaker to the Instructional Quality Commission and also serves as a Digital Learning Instructional Coach at a dual immersion school in Pico Rivera.

More Comments