Una Visita de Casa del Director Durante Las Vacaciones de Verano Hizo Una Diferencia en Mi Elección de Escuela

Durante el verano pasado mi hijo y yo estuvimos en casa un Viernes por la tarde tratando de mantenernos frescos del calor abrasador, cuando mi hijo entra en mi habitación y dice: “Mamá mi director y mi bibliotecario están tocando la puerta de enfrente.”  Lo primero que pensé es, este niño quiere atención y está haciendo ridículas excusas para que yo vaya a pasar un rato con él, en la sala de estar, pero mi reacción responsable de mamá fue,”déjame ponerme una ropa decente y ver lo que está pasando”. Abrí la puerta y si, estaban ahí, con las mejillas enrojecidas y el sudor en la frente, el Sr. Libby, el director de mi hijo y la Sra. Wong, la bibliotecaria de la escuela. Debo haber tenido una mirada sobresaltada en mi cara, porque hubo un momento incómodo mientras procesaba mis pensamientos confusos. Ambos le dijeron hola a mi hijo, mientras él los miró con una mirada desconcertada también.

Mi hijo había estado fuera de la escuela por cerca de dos meses en este tiempo, y yo no tenía ni idea de por qué surgieron. (Afortunadamente, no era debido a un libro de la biblioteca vencido, eso habría sido una locura.) Los invité y les ofrecí un poco de agua. Pensé que esto era lo cortés de hacer. No tenían volantes de ningún tipo, ni recaudaban fondos, ni vendían nada. Estaba ansiosa por escuchar el motivo de la visita no anunciada.

El Sr. Libby, comenzó la conversación diciendo que estaban conscientes de que no había reinscrito a mi pequeño para el próximo año, y que querían hablar conmigo acerca de mis pensamientos y / o la vacilación para completar los formularios de reinscripción. También eran conscientes de que yo le había dicho recientemente al asistente de la oficina, que estaba insegura si mi hijo iba a volver para el 1er grado, como yo había estado buscando otras opciones de escuela.

Confirmé que la información era exacta. Debido a mis sentimientos de inquietud sobre su experiencia en el jardín de infancia, estaba mirando otras opciones de escuela para el 1r grado. Le expliqué, que el principal problema que tuve, fue con la falta de comunicación sobre la mejoría y el progreso académico.

También expresé que había estado interesada en las escuelas KIPP LA desde que mi hijo estaba en preescolar, porque la cultura organizacional para ayudar a todos los estudiantes a tener éxito, es algo que me atrae. Recientemente investigué a KIPP Raíces en el sitio web de California Dashboard y según la información encontrada, la matrícula es de más de 500 estudiantes, para una escuela primaria con grados K-4, donde los estudiantes Latinos están superando los estándares estatales, a nivel de grado. Mi escuela asignada del barrio tiene inscripción de un poco más de 400 estudiantes y es una escuela de grados K-6th, sin embargo, los estudiantes Latinos no están a la par con los estudiantes Asiáticos como usted puede ver en el sitio web de California Dashboard. Le hice saber al director, que yo estaba enterada de estos números, cuales no me agradaban debido a nuestra experiencia general de kinder.

Le expliqué que mi hijo comenzó kinder detrás del nivel de grado, de acuerdo a su maestro, sin embargo, no me enteré de esto, hasta nuestra conferencia de padres que fue cerca de tres meses, después del año escolar. Me doy cuenta de que debería haber participado en la conversación y preguntado desde el principio, pero no vi ninguna lucha cuando hacía su tarea. Y la última vez que tuve un niño en kinder fue hace más de 15 años, así que todos estos estándares eran nuevos para mí, y yo no estaba consciente de muchas de las expectativas. Hice lo que creí correcto; revisaba su trabajo escolar que traía a casa semanalmente, y todo tenía estrellas y buenas notas. Les expliqué que hacíamos nuestra lectura diaria y trabajamos juntos en la tarea, así que oír, que estaba atrasado era alarmante y espeluznante. Después de la reunión inicial con su maestro, estaba constantemente al tanto con notas, preguntas cuando lo recogía, y hablando con su maestro periódicamente hasta la última conferencia de padres, cuando terminó el año en el nivel de grado.

Mientras ambos me escucharon, pude ver que estaban pensando en su respuesta. El Sr. Libby, me dio las gracias por los comentarios y validó mis preocupaciones diciendo que hice todas las cosas correctas. Él estuvo de acuerdo en que la comunicación entre un padre y un maestro cuando un estudiante está luchando, debería suceder casi inmediatamente. Esto permite que el padre y el maestro se conozcan y establezcan un plan que funcione mejor para el estudiante.

También recuerdo que dijo que kinder, era un tiempo de ajuste para muchos estudiantes, ya que esta podría ser la primera vez, que los estudiantes están en un programa académico de todo el día y para otros, el cambio de tiempo de la siesta a ninguna siesta, y no mencionar el cambio en las reglas implementadas en general. Aunque se utilizan los estándares básicos comunes al evaluar a los niños de kindergarten, él personalmente piensa que es más bien un momento para establecer una fundación para los estudiantes. Esto significó el tiempo estructurado del estudio / de la preparación, tiempo teledirigido de la TV / electrónica, tiempo de la lectura, aprendiendo cómo comunicarse con palabras y no las lágrimas, y el tiempo académico del enriquecimiento que incluye aprender, sobre temas de los intereses del niño si es ciencia, cocina, arte, o cualquier tema donde el aprendizaje y el pensamiento están involucrados. Mientras que los kindergarteners estaban siendo evaluados, todavía había tiempo para ayudarlos a ponerse al día, e incluso, estar sobre el nivel de grado con los esfuerzos estratégicos de colaboración, entre padres y maestros. Dijo que este, no era un momento de pánico.

Pasamos a hablar de las expectativas del primer grado, que incluían el reconocimiento de 100 palabras a la vista, la comprensión de lectura, la suma y resta de dos dígitos, la escritura de párrafos y la inversión de tiempo, en las primeras fases de codificación, ya que es una escuela de inmersión en ciencias de la computación. Él me aseguró que estaría al tanto de nosotros, para asegurarse de que el puente de comunicación, fuera fuerte desde el principio con el fin, de ayudar a mi hijo a tener éxito.

Nuestra conversación fue significativa, el conocía a su personal y sabía quién estaría enseñando el 1er grado, y compartió un poco sobre los antecedentes del maestro. Parece saber lo que los estudiantes necesitan para tener éxito; la escuela ha sido reconocida como una Escuela Distinguida de California 2006 y 2012, y Escuela de Logro Académico Título I en 2003 y un “Premio de Escuela de Logro Académico Título I 2007″.

En mi opinión, la visita del Sr. Libby hizo una diferencia. Antes de la visita, sabía que él era un director muy involucrado, me di cuenta de que siempre estaba presente cuando iba a la oficina y era el dirigente de todos los eventos escolares. También noté que siempre estaba hablando con un maestro, padre o estudiante. Pero tener un director que salga en un caluroso día de verano para hacer visitas a casas para hablar, sobre las dudas de reinscripción, me mostró que es un director que toma orgullo en la retención estudiantil y confía, en lo que él y su equipo han construido y siguen mejorando.

Yo nunca había oído hablar de tal cosa sucediendo en toda mi vida, y por unos minutos después de su partida, me reí sobre ello. Y hasta hoy, no sé si esto es algo comúnmente practicado hoy en día, ¡pero sé que me sorprendió! E hizo una diferencia cuando empezamos a hablar. Su entusiasmo por el éxito estudiantil, parecía genuino, tanto, que alejó la mayoría de mis dudas sobre la escuela por el momento.

Gracias, Sr. Libby y Sra. Wong.

What do you think?

The following two tabs change content below.

Cindy Borbon

Cindy Borbon

Cindy Borbon is a Co-founder and Editorial Manager of LaComadre.org. She is a single mother of 2 who graduated from Bell High School when she was five months pregnant. Becoming a teen mom forced her to become self-sufficient and very responsible early on. She worked fulltime in the auto finance industry, prioritizing working so she could provide for her daughter. She attended junior college for a bit but dropped out to focus on work. Her extraordinary problem solving and strategizing skills led her to become a Senior Supervisor by the age of 26, almost unheard of in her company and industry. She built over a dozen successful teams and she mentored dozens of leaders directly. She was passionate about working with young adults to enhance their skills while she mentored them. Many of her employees were straight out of high school and new to the workforce. She took initiative in getting to know them and their back ground, many times this meant having heart to heart talks about their personal goals, encouraging them to return to college. She turned her talks and speeches for others into her own reality. It is never too late to get an education. It’s never too late start over. It’s never too late to pursue your personal goals. She has found this part of her life to be the most rewarding though challenging. She is working on her BS in Business Management.

More Comments