¡Reclamar Que Nuestras Escuelas y Distritos Son “Santuarios” No es Suficiente!

Los Estados Unidos tiene más de 11 millones de personas indocumentadas viviendo a través de los Estados. Algunas ciudades principales, como Nueva York, Los Ángeles y el Área de la Bahía de San Francisco, protegen a las personas indocumentadas convirtiendo su ciudad en un santuario para vivir. Esto significa que la ciudad limita su cooperación con el esfuerzo del gobierno federal, para hacer cumplir la ley de inmigración. Las escuelas y los distritos  Santuarios, también limitan la cooperación con los esfuerzos del gobierno federal, al retener datos personales recopilados sobre estudiantes y familias, por ejemplo.

Las redadas y deportaciones de Inmigración y Aduanas ICE (Immigration and Customs Enforcement) han causado miedo en las comunidades de todo el país. En febrero, en tan solo cuatro días, el ICE arrestó a 232 residentes indocumentados en el Área de la Bahía. El impacto que éstas redadas han tenido en los estudiantes y sus familias, va más allá de sus vidas personales. Esto ha impactado la capacidad de los estudiantes de participar plenamente en su educación, ha afectado su capacidad de aprender en nuestras aulas, causando inquietud y distracción.

El grupo de defensa de la reforma educativa, The Education Trust-West, publicó un informe, que explica que sólo en California, 250,000 estudiantes matriculados en la escuela son indocumentados, y uno de cada ocho escolares tiene padres que son indocumentados.

¿Cómo se aseguran nuestras escuelas públicas de que éstos estudiantes y sus familias estén seguros en sus campus y que su información es confidencial y segura?

En el sitio web, del Distrito Escolar Unificado de Oakland, (OUSD) informan a las familias, “Oakland, es una Ciudad Santuario, y OUSD es un Distrito Santuario. No pedimos ni exigimos prueba de estatus migratorio legal, al momento de la inscripción, ni, ninguna información es recopilada por una escuela. Cientos de estudiantes indocumentados, recién llegados y refugiados, prosperan en nuestras escuelas con la ayuda de la Oficina de Aprendices del Idioma Inglés y Logros Multilingües, conocida como Office of English Language Learners and Multilingual Achievement (ELLMA) y queremos que siga así”.

Tomar una posición como OUSD es un gran comienzo. Hay mucho más que los distritos de todo el país, pueden hacer para seguir protegiendo la información y el estado de sus familias y estudiantes.

1.  Preguntas en formularios de inscripción: Eliminando preguntas en solicitudes, o paquetes de inscripción que pueden sugerir que un estudiante o su familia, pueden estar indocumentados. La información que no es necesaria para fines de financiación, sin duda, debe eliminarse de los formularios de inscripción. Por ejemplo, el Distrito de Escuelas Unificadas de Oakland, tiene su aplicación disponible en línea. La pregunta 8b, pregunta por “Fecha de ingreso del estudiante a Estados Unidos” y la pregunta 8c, pregunta por “Fecha de ingreso del estudiante a la escuela de Estados Unidos”.  Éstas preguntas, no sólo pueden causar miedo a los indocumentados recién llegados, al postular al distrito, sino que podrían ser información problemática para guardar en expediente.

2.  Formación del personal: El personal de la oficina, y el liderazgo de la escuela en cada campus, deben recibir capacitación sobre qué hacer, en caso de que los agentes de ICE, se presenten en la escuela. Lo que ellos, como personal de la escuela, pueden hacer legalmente para proteger a las familias y los estudiantes, es extremadamente importante. Por ejemplo, las escuelas se identifican como lugares sensibles y los agentes de ICE, no pueden hacer un arresto, o forzar un arresto en el campus sin una orden emitida por un juez.  Saber la diferencia entre una orden emitida por un juez, y una orden de ICE, es crucial en estas circunstancias, y es muy importante que el personal de la escuela, conozca la información que puede ayudar a proteger a sus estudiantes y sus familias. OUSD tiene recursos muy útiles para el personal y las familias en línea. Específicamente, su capacitación para el personal está disponible en su sitio web.

 

3.  Financiamiento de Recursos Comunitarios: Los distritos, pueden asignar dinero para financiar al personal en el distrito que puede liderar asociaciones y colaboración con organizaciones comunitarias, y, canalizar recursos de inmigración a las escuelas. Un miembro del personal del distrito puede asociarse con organizaciones comunitarias y bufetes de abogados, que pueden proporcionar información importante, y, orientación sobre derechos de inmigración, como talleres de conocer sus derechos o, asistencia legal, a través de procesos de ciudadanía, etc. Los estudiantes y familias que viven con miedo de la deportación, o ser arrestados, son más probable que asistan a un taller de conocer sus derechos, presentado en la escuela de sus hijos, en lugar de buscarlo por su cuenta.

 

Ya no es suficiente declarar a una escuela, o distrito, como un “espacio santuario”. Como educadores, tenemos que tomar una posición firme, y verdaderamente hacer todo lo posible, para proteger a nuestros estudiantes y nuestras familias. Juntos, podemos tomar medidas preliminares y apoyar a nuestra comunidad indocumentada en nuestros campus. Juntos triunfaremos.

What do you think?

The following two tabs change content below.

Melissa Albarenga

Melissa Albarenga

Melissa Albarenga, raised in East Los Angeles by her single mother and older siblings. She graduated from James A. Garfield High School and received her Bachelor's degree in Chicana/o Studies from the University of California, Santa Barbara in 2013. She currently works at KIPP Bay Area Schools as the Community Engagement Manager and provides families with the resources and tools they need to advocate for their children’s education and other important local initiatives. Through her work she hopes to activate power within each parent and/or guardian. Her ultimate dream is that all children will have access to high quality education no matter what zip code they live in.

More Comments