Se Aprobó la Renovación de la Escuela Charter Rocketship Fuerza, A Pesar que la Oficina de Educación del Condado de Santa Clara intento de Limitar las Voces de los Padres

El 24 de octubre de 2018, la escuela de mi hija, Rocketship Fuerza, recibió la aprobación unánime para la renovación de su petición de la Oficina del Condado de Santa Clara (SCCOE). ¡Esto significa que Rocketship Fuerza está autorizada a permanecer abierta otros cinco años! Cuando me tomo el tiempo para reflexionar sobre este viaje, no puedo evitar sentirme orgullosa de haber trabajado junto con dos líderes maravillosos, Alexandrea Martinez y Carmen Davalos, para organizar nuestra comunidad escolar. En 2014, aprendimos habilidades de organización comunitaria para ayudar a abrir nuestra escuela. Ahora usamos esas mismas habilidades para dirigir a nuestra comunidad escolar en nuestro proceso de renovación. Las innumerables capacitaciones, reuniones y bancos de teléfonos valieron la pena cuando recibimos la aprobación  UNÁNIME.

Invitamos a los 7 miembros de la junta a reunirse con los padres y maestros antes de la audiencia de decisión. El propósito de nuestras solicitudes de reunión fue conocernos mejor y compartir más sobre nuestra escuela y aprender más de los miembros individuales de la junta, pero solo 5 de los 7 miembros de la junta se reunieron con nosotros. Uno no respondió a nuestra invitación y el otro rechazó nuestra invitación. Es importante tener en cuenta que los padres invitaron a los miembros de la junta a reunirse con nosotros porque sabemos la importancia de establecer relaciones con los funcionarios electos para trabajar juntos y mejorar nuestra comunidad. Es una pena que los funcionarios electos elijan no reunirse con la comunidad a la que sirven.

En la noche de nuestra primera audiencia pública, el 19 de septiembre de 2018, más de 500 familias asistieron a la audiencia. Fue asombroso ver que la sala de juntas y la sala de mayor cupo se llenaron de familias y maestros en apoyo de nuestra escuela. Fue fantástico ver la unidad de nuestra comunidad en SCCOE, muchas familias nunca antes habían asistido a una reunión de la junta escolar y fue maravilloso que se tomaron el tiempo de asistir para mostrar a sus hijos la importancia del compromiso cívico.

Aunque estoy feliz de haber recibido un voto unánime, también estoy frustrado con SCCOE sobre cómo la oficina intentó limitar a nuestras familias para asistir a una audiencia PÚBLICA. Cuando llegué a SCCOE la tarde del 24 de Octubre,había un empleado SCCOE en la puerta contando cada persona que caminaba en el interior del edificio, con un clicker. Me sorprendió. Nunca había visto que una persona estuviera contando antes. Durante la sesión cerrada de la junta, caminaba desde la sala mayor hacia la sala de juntas, y un padre que estaba parado afuera de la puerta principal gritó mi nombre. Me di vuelta y ella dijo que no los estaban dejando entrar. Un guardia de seguridad y el empleado de SCCOE con clicker estaban parados frente a la puerta impidiendo que entraran. Inmediatamente fui a ver al personal escolar le dije de la situación y luego me diriji a la puerta principal para preguntar por qué. Primero puse mi teléfono en Facebook en vivo y pregunté por qué impedían que las familias entrarán a una audiencia PÚBLICA. La empleada de SCCOE dijo que le dijeron que la capacidad era de 350 y que una vez contó 350 personas, no permitiría que nadie más entrara. Le dije que las habitaciones no estaban llenas; Todavía había bastante espacio en la sala mayor. Y dije que el letrero de capacidad dentro de la sala más grande dice capacidad 277, capacidad de sala de juntas 200, por lo que fue un total de 477, entonces ¿por qué nos dijeron que 350 era capacidad? La empleada de SCCOE se disgustó mucho porque estaba haciendo preguntas y seguía diciendo que estaba siguiendo las instrucciones del coordinador. Así que le pedí que llamara al coordinador para que me explicara  por qué no permitían que las familias entrarán a una audiencia PÚBLICA. Durante este tiempo, nuestra Vicealcalde, Magdalena Carrasco, se presentó y no pudo entrar. Una vez que el personal de SCCOE se dio cuenta de que nuestro Vicealcalde estaba allí, dijeron que podía entrar, pero ella decidió permanecer en solidaridad con las familias hasta que todo estuvo resuelto. Eventualmente permitieron que el grupo que esperaba en la puerta entrara, pero luego dieron órdenes de que nadie más pudiera entrar al edificio.

Como padre líder en mi comunidad, había estado compartiendo con los padres el beneficio y la importancia de asistir a las audiencias públicas. Reiteré la importancia de compartir nuestras historias y usar nuestra voz durante los comentarios públicos. Muchos padres y estudiantes estaban emocionados de hablar en la audiencia, y muchos estaban emocionados solo por estar presentes en apoyo de nuestra escuela. Aprendí la importancia del compromiso cívico y he estado tratando de compartirlo con otros padres. No puedo entender por qué SCCOE optó por no aceptar el desbordamiento y optó por limitar la cantidad de familias que pueden asistir a la audiencia pública. Todavía había mucho espacio tanto en la sala mayor como en la sala de juntas, pero SCCOE aún negaba el acceso a las familias esa noche. Seguí haciendo preguntas y hablé porque aprendí a usar mi voz, me gusta preguntar cuando veo algo que no está bien. Alguien se acercó a mí y me pidió que me “calmara” … ¿Calmarme porque estaba cuestionando una injusticia? Aprendí a usar mi voz, a hablar cuando veo injusticia y esa noche, a los padres se les negó el acceso a una audiencia pública que afectó la educación de sus hijos y ¡eso es una injusticia! No me “relajé” y continué haciendo preguntas porque necesitaba defender a aquellas familias que estaban atrapadas al otro lado de la puerta. No estaba actuando fuera de control y tenía todo el derecho de preguntar por qué no permitían que los padres entraran a una audiencia pública y le agradezco a Dios por darme el valor de hablar cuando necesito y no sentirme intimidado cuando alguien intenta detenerme de que yo de use mi voz

Vivimos en un clima político en el que nuestro gobierno federal está tratando de intimidarnos, especialmente de nuestras familias inmigrantes, ya nos sentimos exiliados y pisoteados por nuestro gobierno federal, y de asistir a una reunión de la junta escolar, donde intentan impedir que entren al edificio me preocupa cuando la reunión se refiere a la educación de nuestros hijos, en lugar de alentar a las familias a participar cívicamente en el proceso para la educación de sus hijos, SCCOE envió un mensaje a los padres, similar a nuestro gobierno federal, nuestra presencia no es importante; Estamos excluidos del compromiso cívico. SCCOE sabía cuántas personas asistieron a la primera audiencia, ¿por qué no prepararse para una gran participación y acomodar más salas o trasladar la reunión a otro espacio donde puedan acomodar más personas? En su lugar, SCCOE optó por negar el acceso a todos los que querían asistir a la audiencia pública, la oficina eligió enviar un mensaje de exclusión e intimidación a nuestras familias, y además trató de LIMITAR a los oradores, intentando silenciar nuestras voces. No estaba de acuerdo y le dije al presidente de la junta que el mensaje que estaban enviando era incorrecto y que no íbamos a limitar a los oradores que querían compartir su historia. Al final, todos los oradores que querían compartir su historia pudieron hacerlo esa noche.

Espero que SCCOE y otras juntas escolares no intenten impedir que las familias asistan a futuras reuniones de la junta directiva y espero que elijan acomodar el desbordamiento cuando sea necesario. Necesitamos que nuestras familias estén comprometidas cívicamente y no deben desanimarse por los miembros de la junta que están allí para servir a todas nuestras comunidades. Necesitamos colaborar y alentar a nuestras familias y comunidad a participar. La voz de los padres es poderosa, y juntos podemos exigir un cambio y no aceptar un no por respuesta de manera organizada. Seguiré siendo una voz en mi comunidad y espero que a través de mis experiencias, los demás también quieran participar cívicamente. Juntos podemos hacer un cambio positivo en todas nuestras comunidades.

What do you think?

The following two tabs change content below.

Lety Gomez

Lety Gomez

Lety Gomez was born and raised in East San Jose. She is married with three children. She graduated from University of Phoenix with a bachelor’s degree in Business/Accounting. When she was a teenager, Fr. Mateo Sheedy was the pastor of her parish, Sacred Heart of Jesus. She fondly remembers his passion for social justice, especially justice for the immigrant community in San Jose and ensuring that the parish youth had access to high quality education. Fr. Mateo instilled in her his passion for social justice, but for many years it was kept unlit, deep inside of her. It wasn’t until her youngest daughter was enrolled at Rocketship Fuerza Community Prep in 2014 that her passion for social justice lit up. Thanks to the Rocketship parent organizer at that time, Lety received training and the tools to use her voice for social justice and learned about community organizing. She is proud to be one of the many parents who worked hard to open their school, knowing that the kids needed and deserved a better public school. That struggle is why they named their school Rocketship Fuerza Community Prep. “Fuerza” is the Spanish word for force, strength, or power. Her passion for advocating for education has allowed her to be a voice for other parents in her community who seek high quality education options. She wants to share her story with other parents in efforts to motivate them to get involved so they can advocate together, because united they can make a change in the educational system and in their communities. Lety is currently a community leader in East San Jose, where she advocates for equity in public education and parent choice.

More Comments