¿Se Escucharán las Voces de los Padres Cuando la Educación de Nuestros Hijos Esté en Juego?

A pesar de vivir a más de 300 millas de distancia, como padres de estudiantes que asisten a las escuelas chárter de California, estamos conectados por una sola pelea: la lucha para que se escuche nuestra voz, cuando se trata de la educación que merecen nuestros hijos. 

Ambos crecimos en comunidades de color, donde las escuelas tradicionales de vecindario, han fallado a los estudiantes de color durante generaciones. Desafortunadamente, las cosas no han cambiado mucho desde que estábamos en la escuela, y hemos estado luchando por el derecho de nuestros propios hijos a asistir a escuelas de alta calidad año tras año.

Cuando llegó el momento de que nuestras dos hijas comenzarán su viaje educativo, nosotros aplicamos a una escuela charter pública local, que creíamos que sería la mejor opción para nuestros hijos. Ambos queríamos una mejor experiencia para nuestros hijos que la que teníamos. Afortunadamente, teníamos una opción diferente a considerar.

Elegir dónde asisten nuestros hijos a la escuela pública, es una de las más importantes decisiones para nosotras como madres. La mayor frustración que tenemos como padres y como miembros de nuestras hermosas comunidades, es que nunca nos invitan a la mesa para discutir las políticas educativas que afectan nuestra capacidad, para tomar decisiones que afectan directamente a nuestros hijos. Los padres y estudiantes en todo nuestro estado, merecen ser escuchados y tomados en cuenta por nuestros representantes, quienes tienen el poder de impactar la educación de nuestros hijos. 

Esa afirmación, es tal vez más verdadera ahora que nunca, mientras los legisladores debaten los proyectos de ley de la Asamblea 1505 y 1507. Si se aprueban, estos proyectos de ley, podrían devastar la educación pública para miles de estudiantes, la mayoría de ellos estudiantes de color. Durante la audiencia del Comité de Educación el 10 de abril, muchas familias, incluidos padres, abuelos y estudiantes, se opusieron a estos proyectos de ley durante la audiencia pública. Cientos de familias de todo el estado de California, se tomaron todo un día libre para abogar. Y ahora estos dos proyectos de ley se escucharán en el Comité de Educación del Senado el 10 de julio. Me pregunto si los padres finalmente, serán escuchados. Esperemos que ese sea el caso, como en el caso de AB 1506 y SB 756, que ambos se pusieron en el archivo de suspenso.  

De hecho, el AB 1505, apenas pasó el piso de ensamblaje. Y fue sólo después de que el autor, el asambleísta Patrick O’Donnell, convocó la votación más de diez veces, finalmente obtuvo el resultado que deseaba. ¿Así es como pasamos los proyectos de ley? ¿Acosando a los miembros de la Asamblea a cambiar sus votos haciendo acuerdos en el piso de la Asamblea? 

¿Por qué los legisladores estatales están tan ansiosos por crear proyectos de ley que se desharán de las opciones de alta calidad, cuando los datos muestran, que las escuelas chárter, están brindando una educación de alta calidad para los estudiantes marginados? La respuesta es simple; Las voces de los padres no son escuchadas. Se nos dice que nuestros comentarios son importantes, y nos lo piden. Sin embargo, nuestras perspectivas y experiencias, no son respetados y nuestras recomendaciones son ignoradas…Sí, hay algunos legisladores y / o miembros del personal que pasan de 15 a 20 minutos con sus electores. ¿Pero a qué fin? Eso es sólo el comienzo de la conversación con un individuo. Necesitamos el mismo tiempo en la mesa donde se toman las decisiones.

Como padres, tenemos lo más en juego en la educación de nuestros hijos. Es por eso que hemos viajado a Sacramento, al menos tres veces, en los últimos dos meses para oponernos a la legislación divisoria que tendrá el poder de cerrar nuestras escuelas. El futuro de la educación de nuestras hijas está a riesgo; Nuestro derecho a la elección de escuela está a riesgo también. Nuestro mayor temor es ser obligados a enviar a nuestras hijas a escuelas públicas tradicionales, que han estado fallando a los estudiantes durante décadas, y que nuestras hijas no estén preparadas y motivadas para asistir a la universidad y tener éxito en sus carreras elegidas. No aceptaremos esto.

Las palabras de Shirley Chrisholm diciendo: “Si no te dan un asiento en la mesa, trae una silla plegable” realmente resuena con los padres como nosotros. A nuestros funcionarios electos que debaten estos proyectos de ley, sepan esto: todavía estamos aquí. Si es necesario, arrastraremos nuestros propios asientos a su oficina, a la Asamblea y al Senado, pero es hora de que empiecen a escuchar nuestras necesidades y respondan con respeto. Exigimos y merecemos nada menos para nuestros hijos.

Roxann Nazario, es la madre de un estudiante de quinto grado que asiste a la escuela charter Fenton Avenue en Lake View Terrace. Nazario, es un padre defensor de La Comadre, que trabaja para lograr la equidad educativa en California.
Lety Gomez, es madre de tres hijos cuyos hijos más pequeños, asisten a Rocketship Fuerza Community Prep en East San Jose. Gómez es una madre defensora de La Comadre, que trabaja para lograr la equidad educativa en California.
What do you think?
The following two tabs change content below.
lacomadre
We are Moms, Tias, Ninas and Play-Tias who love children in our lives and we want to help every child succeed in school. Navigating schools and education—from preschool to college—is hard. We want to help each other with this. We are all in this together with you. We want to be a resource for you and for all of the children you love. Whether you need some info or you have info to share, you know where to go…LA Comadre.

More Comments