¿Cómo es que Estudiantes Latinos de Primera Generación Pueden Triunfar en La Universidad? Una lección de una Profesora Latina que dirige la Orientación Bilingüe en una Universidad

El mes pasado, La Universidad de Sonoma llevó a cabo su segunda Orientación Bilingüe de Primera Generación dirigida a los padres con hijos que serían los primeros en asistir a una universidad de cuatro años. Un poco menos del 50% de los estudiantes de primer año, son estudiantes universitarios de primera generación, y la mayoría de estos estudiantes universitarios de primera generación son Latinos. En general, el 29% de la matrícula son Latinos, por lo que una orientación bilingüe es necesaria para que muchos de los padres puedan entender lo que está pasando con su adulto joven que empieza su camino universidad. Mi papel en la orientación era sencillo, pero también una gran responsabilidad. Yo era el huésped original de universidad.

Después de que los padres se registraron, fueron guiados a la bienvenida de la universidad. El Director de Inscripción de Sonoma State, Gustavo Flores, dio la bienvenida a los padres Latinos, en nombre de Andrew Rogerson, Provost, vicepresidente de Asuntos Académicos y Director Académico, que dio la bienvenida a los padres de habla inglesa. Además de dar la bienvenida a los padres, Gustavo les felicitó por el trabajo que habían realizado por asegurar que sus hijos serían aceptados a una universidad. Él los reconoció, porque sabe que muchos eran inmigrantes, quienes no tuvieron la oportunidad de estudiar o seguir una educación en los Estados Unidos. A pesar de no ser capaz de seguir una educación superior aquí, estos padres estaban aprendiendo acerca de cuáles serían los pasos a seguir para sus hijos que habían sido aceptados en una universidad de cuatro años de 16,000. También compartió que él también era de primera generación, al igual que la mayor parte de su personal en la oficina de extensión y reclutamiento. La bienvenida de Gustavo lleno el dia de actitud, animo a todos los padres a que hicieran preguntas y que se sintieran cómo que esta universidad era de ellos también.

Los padres escucharon acerca de lo académico y lo que se necesita para ganar un título, la ruptura de las clases de educación general, optativas y de las clases principales. Los padres también aprendieron acerca de la ayuda financiera y se les animó que los estudiantes tome la oportunidad de trabajar en el campus cuando se les ofrece, ya que esta oportunidad de trabajar en el campus ofrece mayor flexibilidad y sus estudios se prioriza. Después los padres tuvieron el almuerzo en la cafetería del campus, donde su estudiante va a tener la mayor parte de sus comidas de su primer año como novatos. Finalmente, aprendieron sobre tutoría, Centro de Aprendizaje y Servicios de Discapacidad. La mayoría de los presentadores eran graduados universitarios bilingües y de primera generación. Los padres también se reunieron y hablaron con representantes de Seawolf Servicios, aprendieron acerca de la forma de pago en línea para el estacionamiento y la matrícula. Los padres también fueron presentados al campo de policía y representantes de los centros de salud. Era importante que los padres sepan que estos servicios están en el campo, y que responden de inmediato si son necesarios. La mayoría de los padres no sabían que existían tantos servicio. El primer día terminó con un mini concierto en una sala nueva,y Centro de Música, en el Condado de Sonoma que fueron invitados a una recepción con vino y queso.

El segundo día de la orientación fue más corto, se les ofreció a los padres la oportunidad de conocer los recursos del campus, tales como la biblioteca y los bibliotecarios que les ofrecieron café y donas. Los padres también tuvieron la oportunidad de conversar conmigo. Tuve la suerte de dar un taller sobre las familias universitarios de primera generación. Hablé sobre la importancia del apoyo como su estudiante va a cambiar y va a estar ganando una nueva forma de independencia y libertad que a menudo no es bien recibida en el hogar, en particular para las jóvenes latinas. También compartí mi propia historia de ser la primera en ir a la universidad y lo que significaba para mi familia porque era la mayor y una mujer. Una cosa clave que los dejé fue que necesitaban visitar a sus hijos. No visitar sólo en “visita de fin de semana familiar” o “fin de semana entre hermanos”, pero a visitarlos en otras ocasiones, para traerles comidas si es posible y / o para dejar que sus hijos compren el almuerzo. Compartí con ellos que si bien la inscripción de los estudiantes podría ser al 29% para Latinos, pueden ir a través de toda su educación universitaria sin tener que tomar una clase con una facultad Latinos, y que deben animar a sus hijos a tomar un estudios étnicos curso porque podría ser la primera vez en toda su escolarización que toman un curso donde se encuentran en el centro y su experiencias está siendo comprobada y compartida de una manera positiva.
Los talleres tienen una duración con sesiones que se enfocan en las expectativas para la vida en el campus, así como la manera de dejar ir a su alumno y confiar en el proceso educativo. Al final de la orientación, varios padres estaban emocionados y aliviados. Uno de los padres se dieron cuenta el valor que tiene el venir a la orientación ya que ahora sabían lo que su hija iba a pasar. Pero este padre también se sintió mal por no entender por su hija quiso ir a una universidad tan lejos de casa y culpó al estudiante de tener que asistir a esta orientación que le obligó tomar tiempo libre del trabajo y de otras  responsabilidades. A pesar de tener que viajar y tomar tiempo libre del trabajo, esta madre encontró la orientación bilingüe de primera generación que valió la pena y el esfuerzo de asistir cuando se dio cuenta de que ella iba a poder apoyar su hija mejor. Les di a los padres, los nombres, correos electrónicos y números de teléfono de los profesores y todo el personal que trabajan con los estudiantes indocumentados durante varios años como UndocuAllies (algunos de nuestros estudiantes latinos son indocumentados). Les di su información, ya que estos profesionales saben lo que se necesita para ser capaz de navegar con éxito en una universidad de cuatro años, y ellos lo saben los retos a los que se enfrentan los estudiantes. A medida que los padres salieron de la orientación, tuve la oportunidad de conocer y saludar a sus estudiantes. Estoy agradecida de poder compartir mi propia experiencia, y espero que el próximo año de Orientación Bilingüe de Primera Generación, el número de los padres que asistan se duplique.

What do you think?

The following two tabs change content below.

Mariana Martinez

Mariana Martinez

Mariana G. Martinez, PhD, is the eldest of three and the first in her family to earn a high school diploma and a higher education. She was raised by immigrant parents that encouraged her to get an education so that one day she could work as a secretary and not in a physically laboring job like the fields. Mariana has been an advocate in the field of education for almost 2 decades. Her love and passion in education began as Senior in high school interning at a local elementary school. Currently Mariana is the Research Coordinator for the McNair Scholar Program, a federally funded program that serves first generation and historically low income students pursue the next of their educational goals, at Sonoma State University. She is also a Lecturer in the [email protected] and [email protected] Studies Department.

More Comments