Los Fanáticos de los Lakers Les Gustaría Ver una Escuela I Promise en Los Ángeles

Si quiere ver la diferencia entre los que tienen y los que no tienen de Los Ángeles, vaya a un juego de los Lakers. Hay una sección de 100s donde encontrarás infinidad de celebridades y quién es quién de Hollywood. Luego estamos nosotros. Muy arriba en la sección de los 300, abrazando las camisetas retiradas de los grandes de Lakers y pancartas de campeonato, ahí es donde se sientan los verdaderos angelinos. Incluso más de estos verdaderos angelinos son los que se  quedan en casa echando porras, vistiendo púrpura y oro, los que no pueden permitirse pagar el alto precio del boleto. Mis amigos y yo bromeamos cuando nos referimos a nuestros sofás como la sección 400s. Fueron estos angelinos los que corrieron en las calles y derramaron lágrimas de alegría (el autor de esta obra puede o no haber hecho lo dicho) cuando Lebron James firmó con los Lakers el 9 de julio.

La firma de James cambió radicalmente el mundo del baloncesto, sin embargo, tres semanas después, lo que hizo no solo cambió a toda una comunidad, sino que también tiene el potencial de cambiar nuestra forma de pensar sobre las escuelas públicas. El 30 de julio, la Fundación de la Familia Lebron James abrió la Escuela I Promise en su ciudad natal de Akron, Ohio. La escuela I Promise eligió a niños del vecindario que leen uno o dos años por debajo de su nivel de lectura. La escuela I Promise seleccionó a hijos de padres con problemas económicos. I Promise, en esencia está sirviendo a las personas que se sientan en la sección 400 de Akron.

Entonces, ¿qué hace que I Promise School sea tan especial? Todos los estudiantes reciben una bicicleta ya que el propio Lebron tuvo problemas de transporte para poder llegar a la escuela, lo que le hizo perder 83 días de cuarto grado. Los estudiantes también recibirán un Chromebook para ayudarlos a completar la tarea y tendrán un día escolar extendido de ocho horas. Además, si los alumnos de I Promise terminan la preparatoria, ¡James ha garantizado una beca completa para que asistan a la Universidad de Akron!

La escuela I Promise, entiende que el éxito de sus estudiantes depende mucho más de lo que sucede en el aula. Para apoyar a la comunidad, la escuela proporciona una despensa de alimentos, servicios de empleo y un programa de GED para padres que nunca se graduaron de la preparatoria. I Promise también se ocupa de sus maestros ofreciéndoles capacitación física personal gratuita y acceso al desarrollo psicológico profesional para atender mejor a sus alumnos, muchos de los cuales han sufrido algún tipo de trauma.

Sin embargo, lo que hace que la escuela I Promise, sea única en su clase es el hecho de que, a pesar de todo el dinero aportado por Lebron James, sigue siendo una escuela pública no chárter. James quería fortalecer las escuelas públicas en su comunidad y no drenar recursos de ellas. Muchas celebridades y filántropos han apoyado la apertura de nuevas escuelas chárter, pero en el proceso han disminuido la inscripción de las escuelas públicas del vecindario, por lo tanto, la reducción de sus recursos.

Según la revista Money Magazine, el distrito escolar de Akron gastará alrededor de ocho millones de dólares al año en su primer año de operaciones, mientras que Lebron James ya ha contribuido con dos millones de dólares para todos los “extras” que reciben los estudiantes y sus padres.

Creo que hablo por todos nosotros los que os sentamos en la sección 300s y 400s cuando digo que daríamos la bienvenida a una escuela I Promise en Los Ángeles. Según NAEP, solo uno de cada seis estudiantes afroamericanos y uno de cada cinco latinos están leyendo a nivel de grado en California. Claramente, compartimos muchos de los mismos males de Akron. Sin embargo, la apertura de la escuela I Promise puede ser un rayo de esperanza de que necesitamos reformar nuestras escuelas. Tal vez este nuevo modelo de una escuela podría ser lo que hemos estado esperando en el sector de las escuelas públicas. ¿Podría ser que Lebron James haya llegado a Los Ángeles no solo para salvar a los Lakers, sino también para salvar nuestra educación pública? Si es así, no habría mayor legado de Lakers.

What do you think?

The following two tabs change content below.

Carlos Monzon

Carlos Monzon

Carlos Monzon is a native Angeleno who teaches in the heart of Los Angeles. After teaching in the private sector and later for KIPP LA’s Charter Schools, Carlos now teaches fifth- grade for LAUSD where he was awarded the district’s Rookie Teacher of the Year in 2017. He was raised mostly by his mother and two older sisters whom he often refers to as “the queens of my life”.
He attended California State University Northridge for both his under and post- graduate studies. Carlos’ current thesis research revolves around innovative instructional and assessment strategies to deepen student’s depth-of-knowledge. He is passionate about closing the achievement gap of inner-city youth though his work inside and outside of the classroom.

More Comments